Contacto: (+34) 965 074 601 o info@innovapublicidad.es

SEO Negativo: qué es y cómo prevenirlo

SEO Negativo: qué es y cómo prevenirlo
SEO negativo

El aumento de la importancia del posicionamiento orgánico (SEO), ha provocado también un crecimiento en el interés de las empresas por establecer su web dentro de los parámetros que nos marca el algoritmo de Google.

No obstante, algunas empresas no solo se han mostrado interesadas en desarrollar sus propias páginas web, si no que se han mostrado ampliamente interesadas en que las de la competencia no lleguen a desarrollarse correctamente. Este tipo de acciones negativas hacia la competencia se basan en acciones Black Hat que son penalizadas por Google y cuando se hace para influir negativamente a otra empresa se ha denominado SEO negativo.

 

¿Qué es el SEO negativo?

El SEO negativo es una práctica poco ética y con tintes de ilegalidad que se ha denominado por el sector como SEO negativo.

Este conjunto de acciones que se realiza con el fin de perjudicar o desindexar de Google a empresas de la competencia. Evidentemente, el propio buscador trata de evitar este tipo de acciones, pero lo más sencillo y útil es mantener una vigilancia más o menos constante, de modo que podamos tomar medidas cuando detectemos enlaces extraños o potencialmente peligrosos.

Existen diferentes tipos de ataques que puede recibir tu web para este fin, por lo que es importante conocerlos y en la medida de lo posible saber cómo actuar cuando se den para minimizar los daños e incluso para prevenirlos del todo.

 

Tipos de ataques de SEO negativo y recomendaciones para ello

1. Plagio de tu contenido

Este es un ataque bastante básico, que consiste en copiar y pegar nuestro contenido en otros sitios web para que Google detecte que ese contenido ya existe en la red y así penalice a ambas páginas.

Lo cierto es que configurando el Feed RSS puedes indicar tu autoría antes o después del blog mediante código HTML y así te aseguras de que Google sepa que, a pesar de haber sido distribuido, tu sitio es el contenido original y no el plagiado. No obstante, si detectas un plagio y no es en cientos de sitios de manera descontrolada, lo más fácil es contactar con la web que ha plagiado y pedirle que lo retire, si no lo hace, sería interesante reescribir el texto para tener un contenido único.

 

2. Eliminación de enlaces fuertes y añadir enlaces tóxicos en tu sitio

En este sentido, las acciones de SEO negativo que se pueden realizar a través de los backlinks de un sitio web son dos principalmente: por un lado, los hackers analizan los enlaces ya existentes de una web y eliminar sus enlaces más potentes (que además en ocasiones te han costado dinero) o, en su defecto, añaden cientos de enlaces de mala calidad o spam a tu sitio web, de modo que Google penalice su utilización.

En el primer caso, suelen utilizar técnicas de suplantación de tu correo electrónico para pedir a los webmasters de esos sitios que eliminen el enlace. Para ello, algunos consejos es utilizar distintos correos para el acceso a la web y para realizar los contactos con otros sitios para pedir enlaces.

En el segundo caso, no hay más remedio que monitorizar los enlaces al sitio y cuando detectemos enlaces extraños o que no hemos gestionado nosotros, eliminarlos rápidamente mediante un Disavow para minimizar su impacto negativo en nuestro posicionamiento. Para llevar a cabo esta monitorización, lo mejor es utilizar la herramienta Search Console de Google.

 

3. Ataques al servidor y a la web

Otra forma importante de afectar al SEO de tu web es dejarla inservible. Por ello, debes tener en cuenta que existen muchas formas de que un hacker o una empresa competidora con poca ética, decida atacar tus servidores o tu web.

De hecho, hay que diferenciar claramente en lo que puede ser un ataque a los servidores o cuando se puede producir el hackeo de tu web.

Generalmente estos ataques pueden realizarse mediante una gran cantidad de peticiones y sin demasiada dificultad mediante generadores automáticos de visitas, páginas de intercambios u otros métodos más sofisticados de hasta 5000 visitas por segundo.

Para esto, es importante tener la web actualizada en cuanto caché, así como si se puede, contratar alguna empresa de seguridad que vigile estos posibles ataques. Si no puedes utilizar una empresa de seguridad informática, puedes instalar un avisador automático para que te avise si no hay servicio en la web.

Por otra parte, existen los ataques directamente a la web, buscando vulnerabilidades que permitan acceder a la web, ya sea a través de contraseñas inseguras, falta de actualizaciones de la web o los plugins etc.

Para ello, lo ideal es tener siempre contraseñas seguras y estar todo bien actualizado para evitar fallas del servicio. Además, utilizar algún tipo de firewall o de plugin de seguridad, siempre es bien recibido y permite una precaución óptima.

 

Evidentemente existen otro tipo de ataques, aunque estos que hemos comentado son los mas habituales y por ello, son los que requieren una mayor prevención.

 

 

Juan Meroño

Hola, mi nombre es Juan y soy marketero y comunicólogo. Trabajo en el departamento de posicionamiento orgánico (SEO) en Innova Publicidad. Me gustan los retos y el SEO, como todo lo anterior que he hecho, era un reto para mi. Ahora es mi trabajo.

More Posts

Follow Me:
LinkedIn

Hola, mi nombre es Juan y soy marketero y comunicólogo. Trabajo en el departamento de posicionamiento orgánico (SEO) en Innova Publicidad. Me gustan los retos y el SEO, como todo lo anterior que he hecho, era un reto para mi. Ahora es mi trabajo.
Share This